Repetidor de Wi-Fi o powerline

¿Repetidor de Wi-Fi o powerline?: descubre la opción ideal para ti

Periféricos

¿ Repetidor de Wi-Fi o powerline ? Tiene un buen router y un servicio de Internet fijo, con suficiente ancho de banda. Pero luego viene lo inesperado: la señal Wi-Fi es fuerte en el área donde está el router, pero en la habitación es débil. Esto puede ocurrir debido a la distancia o a otros “bloqueadores”, como paredes y columnas, ya que la señal recorre una línea recta y pierde la potencia cuando tropieza en muebles o aparatos electrónicos.

Sin embargo, hay dos opciones para resolver el problema: los repetidores Wi-Fi y powerlines. Ambos se dedican a la mejora de la señal, pero tienen características diferentes, a continuación te lo mostramos.

¿Cómo funciona el repetidor de Wi-Fi?

El repetidor parece una pequeña caja de sonido y tiene una función bien definida por su nombre. El equipo repite la señal de Wi-Fi recibida por el router (en diferentes direcciones). Y, para ello, no utiliza cables.

Por lo demás, el repetidor puede utilizar la configuración del router para extender la red principal. O, si lo prefiere, formar una nueva red. Importante: el repetidor no amplifica la señal, ni aumenta ni disminuye la velocidad de Internet. La idea es llevarla más lejos, superando barreras.

Una gran ventaja es que funciona con cualquier modelo de router. Sólo tienes que reconocer la señal de Wi-Fi, que se realiza en la configuración de la instalación. Es,  de hecho, un equipo sencillo de instalar, además de práctico y barato. Para que la señal llegue a puntos distantes del router debe:

  • Instalar el repetidor en una ubicación con visión libre y directa del router;
  • Colocar otro para replicar la señal ya repetida.

Dónde usar:

Los repetidores son ideales en ambientes de menos de 100 metros cuadrados. Además, la señal va perdiendo potencia con cada nuevo repetidor instalado. Lo ideal es usar sólo uno o dos. Incluso, hay una configuración estándar que suele obtener buenos resultados: instalar un router en la sala y un repetidor en el pasillo, con el propósito de llevar la señal a las habitaciones y a la cocina. El aparato debe estar conectado a la toma para funcionar, lo que puede influir en su ubicación.

En general, los repetidores cumplen su función. Pero como la propagación de las ondas de Wi-Fi es por el aire y existen obstáculos, por eso, a veces la conexión cae. Ejemplo: tiene un repetidor conectando dos ambientes. Sin embargo, el hecho de cerrar una puerta entre ellos puede disminuir la señal.

Artículos relacionados:

Existen modelos muy básicos, con velocidades entre 120 y 300 Mb / s (Megabytes por segundo). Y otros sofisticados y rápidos, con velocidad de hasta 1.200 Mb / s. Hay diferencias de rendimiento y precio entre ellos (los más comunes cuestan alrededor de US$ 12).

¿Y cómo funciona el powerline?

Powerline es la tecnología que utiliza la electricidad para transmitir datos y voz de banda ancha. Su papel es el mismo que el repetidor: llevar la señal de Wi-Fi más lejos. Pero la forma de hacerlo es totalmente diferente. El equipo depende de la red eléctrica.

No se trata de internet por electricidad, pues sigue necesitando del proveedor y del router. No obstante, se utilizan como conductores de señal, mientras que siguen distribuyendo energía. Esto hace que el sistema sea mejor que el ofrecido por los repetidores. De hecho, es ideal para quien necesita una señal fuerte.

No tiene pérdida de señal de Wi-Fi en cualquier lugar donde instale un powerline.

Vea cómo es la instalación y el funcionamiento:

  • Conecte el router con un cable en el primer powerline;
  • Esto se debe estar en una toma cercana al router, para que no haya cables cruzando la casa;
  • La señal sigue por la red eléctrica hasta las tomas donde serán instalados los demás equipos;
  • En cada powerline la señal llega al 100% de potencia, y así se libera en el espacio donde fue instalado.

Potencia máxima

Los repetidores son buenos, pero para algunas cosas las ventajas del powerline son evidentes. Por ejemplo: quiere ver series en streaming en la televisión de la habitación, lejos de la sala donde está el router. Con un powerline, la señal tendrá potencia máxima. Ya con un repetidor, tal vez sea imposible.

 

Como los repetidores, los powerlines se conectan en la toma de corriente. La diferencia es que el primero capta la señal en el aire y la segunda lo extrae de la toma. Allí, la señal recorre la red eléctrica por distancias de hasta 300 metros.

Por otro lado, los powerlines son más caras que repetidores. Y no hay muchos modelos en el mercado latino. El precio es, además, otra diferencia muy marcada entre las dos opciones. Mientras el repetidor sale alrededor de US$12, el powerline cuesta alrededor de US$65.

Por eso, es fundamental evaluar sus necesidades antes de optar por un aparato! ¿ Repetidor de Wi-Fi o powerline ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *