Como cambiar de hosting

¿Actualmente cuestas con un alojamiento web? ¿Estás cansado de tu proveedor de hosting? ¿Te gustaría cambiar de hosting por uno mejor, pero no sabes cómo? Si tienes esta última duda, este artículo es perfecto para ti. Acá podrás toparte con toda esa información que necesariamente debes saber a la hora de cambiar un proveedor de alojamiento web, para poder concluir con este proceso de la mejor manera y evitar los malos entendidos y los resultados que no sean beneficiosos para ti. Así pues, si estás listo para aprender cómo cambiar tu proveedor, te invitamos a continuar leyendo este artículo.

cambiar alojamiento

Todo lo que debes saber a la hora de cambiar el proveedor de hosting

Para saber como cambiar de hosting completar con esta tarea de manera óptima, en primer lugar tu misión será escoger un nuevo proveedor de alojamientos web de tu preferencia. Para hacerlo de la forma correcta, lo mejor siempre será analizar diversas ventajas sobre tu antiguo proveedor, tales como el almacenaje con el que cuenta, el ancho de banda del mismo, la rapidez con que cuentan, los diversos paquetes que brindan al cliente, y demás.

Luego de escogido tu nuevo proveedor de hosting, es la hora de mover todos tus archivos que se encuentran en tu página web el espacio que te brinda tu nuevo alojamiento web. Esto debes hacerlo con mucha delicadeza y paciencia, puesto que cualquier error podría resultar en la perdida de dichos archivos. Es por esto que lo mejor es siempre previamente hacer una copia de seguridad de tu página web que se encuentra ubicada en el hosting de tu proveedor antiguo. Dicho proceso debe hacerse bajando los scripts del alojamiento web que el que contabas anteriormente, y puedes lograrlo con el FTP.

Como mudar de hosting

En el caso de que creas que hace falta un nuevo diseño y una innovadora estructura con la que cuentas en este momento, hacer este cambio de proveedor es la mejor oportunidad de todas para llevar a cabo tu reestructuración. Así pues, es aquí cuando tienes la posibilidad de hacer un cambio en el contenido de tu web, e incluso definir un nuevo diseño para tu página. En esta ocasión te encontrarás que el proceso es bastante más sencillo y es muy probable que las personas que entren a tu web no noten que cambiaste de proveedor, sino que únicamente lograste mejorar tu página web.

Continuando, tenemos que lo mejor es que hagas pruebas a través de tu IP y junto a tu base de datos y así aceptar las funciones con las que cuentas. Luego, lo mejor es que hagas el cambio del DNS siempre dejando en tu alojamiento anterior una opción que redirecciones a tus usuarios al nuevo alojamiento que adquiriste para no perder tu número de visitante.

Una vez realizado el cambio, lo ideal es que estés atento durante unos días y verificar que el nuevo proveedor cumpla con su misión, es decir, que tu página web se encuentre en el funcionamiento correcto y no presente problemas para los visitantes de tu sitio web. ¡Brindarles el mejor servicio siempre debe tenerse en cuenta!

Tal vez te interese :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: